Qué Hacer Para Tener Buena Suerte en Todo? 4 TRUCOS

¿Alguna vez has tenido un período de mala suerte? Probablemente escuchaste que era una especie de conspiración mundial contra ti, pero no lo era. En ese caso estarás pensando cómo atraer la buena suerte. Tal vez se te pasó por la cabeza si puedes mejorar tu suerte y la respuesta es sí, puedes y no necesitas la ayuda de ningún hechicero. En este caso vamos a ver cómo tener buena suerte en todo, sigue leyendo para descubrirlo!

Aparentemente, Richard Wiseman, un profesor de psicología de la Universidad de Hertfordshire, llevó a cabo una investigación con todo el rigor de la ciencia sobre la suerte, en la que estudió los casos de más de 1.000 personas que realmente parecían tener la peor suerte.

Según Wiseman, la gente puede cambiar su suerte, porque la suerte no es algo paranormal, sino un hecho que creamos con nuestros pensamientos y actitudes sobre la vida. Al final, el 80% de las personas que siguieron el consejo de lo que Wiseman llamó «la escuela de la suerte» dijeron que sus perspectivas habían cambiado. En promedio, estas personas estimaron que su suerte había aumentado en más del 40%, y son aún más felices.

Así que hoy compartimos cuatro de los consejos de Wiseman para cambiar tu destino:

Maximiza tus posibilidades

Tiene sentido, ¿no? Si te encierras en tu casa te preguntarás, ¿cómo puedo tener experiencias de cosas emocionantes y oportunidades para cambiar tu vida? Es más complicado.

Richard dice que las personas afortunadas actúan de acuerdo a las oportunidades que encuentran en sus vidas; lo intentan, comienzan lentamente con muchos proyectos y basan su aprendizaje en la iteración; a diferencia de los desafortunados que sufren de parálisis de análisis.

Según Wiseman, algunos tipos de personalidad son más afortunados, ya que tienden a crear escenarios que maximizan las oportunidades:

  • Gente extrovertida: más tiempo con otros, más posibilidades interesantes.
  • Gente que no es neurótica: Las personas que están ansiosas son menos propensas a notar y aprovechar las oportunidades.
  • Gente abierta a nuevas experiencias: Si te resistes a lo nuevo, puede que no tengas muchas oportunidades de cambiar tu destino.

Escuche sus intuiciones

La gente afortunada actúa según su intuición en muchas áreas de sus vidas. Casi el 90% de los afortunados dijeron que confiaban en su intuición en lo que se refiere a las relaciones personales, y casi el 80% dijo que jugaba un papel vital en sus carreras y decisiones financieras.

Y la intuición no es mágica. Las investigaciones han demostrado en varias ocasiones que a menudo es válido.

Lo que parece ser una intuición es en realidad una experiencia en el área, un patrón que de alguna manera el cuerpo y el cerebro ya han detectado y que no se ha visto conscientemente. Las personas desafortunadas a menudo no siguen su intuición porque no saben de dónde viene y se sienten ansiosos por ella y por la decisión que tienen que tomar.

Esperando la suerte

Así que sé optimista. Es más fácil probar cosas nuevas, tomar riesgos y tener éxito si crees que todo va a funcionar. En promedio, los afortunados pensaban que había un 90% de posibilidades de divertirse en sus próximas vacaciones y un 84% de posibilidades de lograr al menos una de las ambiciones de su vida.

La magia es que cuando crees que las cosas van a ir bien, persistes.

Y cuando eres elástico, proporcionas más posibilidades que funcionan a tu favor.

Y aunque pueda parecer ingenuo, resulta que mientras los pesimistas ven el mundo con más precisión, los optimistas tienen más probabilidades de tener suerte porque sus «ilusiones» o «autoengaños» – si así es como quieres verlos – los empujan hacia nuevas oportunidades.

Ya sea por el glamour o simplemente por el optimismo, la verdad es que esto aumenta la confianza en uno mismo, lo que a su vez fomenta una vida llena de bellas coincidencias.

Así que ser un poco optimista puede ayudarte, porque el exceso de confianza aumenta la productividad, influye positivamente en ti, reduce el estrés y aumenta la tolerancia al dolor, a la vez que mejora el trabajo en equipo. ¿Pero qué pasa cuando las cosas siguen mal? ¿Qué haces cuando te comportas bien, pero la mala suerte te golpea en la cara?

Dale la vuelta

Las personas afortunadas no siempre tienen suerte, pero manejan la adversidad de manera diferente a las personas desafortunadas y ven el lado positivo de la situación.

Especialmente porque estas personas están convencidas de que cualquier contratiempo en sus vidas traerá algo mejor a largo plazo y por lo tanto toman medidas constructivas para evitar más desgracias en el futuro. Así que, ante la decepción, no te rindas ante un nuevo futuro y no te encierres en casa, porque eso no te ayudará.

Deja un comentario